Pinza Para la Escritura

Viewing this page on your device?
Please adjust your settings to enable images!
I use small photos to illustrate the information and activities that I share, and you will have a much better experience on this website if you can view the images.

Importancia del la pinza para la escritura

Importancia del la pinza para la escritura

Página traducido por Hugo Esteban Monge, terapeuta ocupacional.

La adquisición de una buena pinza para coger un lapicero o una pintura requiere de un buen desarrollo de la destreza fina en edad pre-escolar.

Durante dicho periodo (edad pre-escolar), forzar a coger el lapicero utilizando 3 dedos, como lo hace un niño ya escolarizado, suele ser más perjudicial que beneficioso!

Corregir o “desenseñar” posteriormente las posibles anomalías que ello conlleva puede resultar difícil.

Aunque a esa edad algunos niños  pueden imitar la pinza tridigital cuando se la muestran sus padres, muchos no han alcanzado todavía el estado madurativo necesario para conseguirlo.

Ello puede suponer una primera experiencia frustrante hacia tareas de grafomotricidad que hay que evitar.


Importancia de una buena estabilidad en los músculos del hombro y del brazo

La maduración de la pinza para la escritura, va asociada directamente a  una buena estabilidad en los músculos del  hombro y del brazo. A medida que el niño crece, realiza un mayor número de actividades de motricidad gruesa, como gatear, trepar o empujar, que ayudan a fortalecer esa musculatura de hombros y brazos. Ello repercute de forma paralela en una buena evolución de la pinza para la escritura.

El desarrollo psicomotor se establece en base a dos principios generales: “de global a selectivo” y “de proximal a distal”, lo cual, viene a indicar que inicialmente el desarrollo de la musculature y de la habilidad motriz se da desde el tronco, a los hombros  y posteriormente a las manos y los dedos.

En esta ficha describimos los diferentes estadíos evolutivos que posibilitan una buena  pinza para la escritura.

Cuando a un niño le exigimos “coger bien el lápiz” antes de que los músculos de su hombro y brazo estén suficientemente preparados, probablemente constatemos dificultades de motricidad fina que hagan que el niño coja el lapicero de forma poco habitual,sea chapucero e incluso tenga reticencias a la hora de escribir o colorear. Por ello, no fuerces a tu niño a “coger bien” el lapicero si todavía no ha adquirido las habilidades necesarias!

Si piensas que tu niño tiene dificultades o ciertos retrasos del desarrollo, necesitará ayuda especializada que debe ser contrastada por un profesional en rehabilitación pediátrica.

Inicio de esta página


Desarrollo evolutivo de la pinza para la escritura

Etapa 1 (12-18 meses): Prensión Palmar Supinada

fisted pencil graspPrensión Palmar Supinada

Esta es la prensión típica a esta edad cuando se coge un rotulador para pintar en un papel (y no en las paredes...). La mano adquiere forma de puño cerrado y el niño origina el movimiento del rotualdor desde el hombro.

Etapa 2 (2 a 3 años) : Prensión Digital Pronada

example of palmar pencil graspPrensión Digital Pronada

A medida que se mejora el control en hombro y brazo, la prensión irá adquiriendo esta forma.

En ella, el lapicero se alinea de forma bastante perpendicular a la palma de la mano a la vez que el codo se abre ligeramente hacia afuera.

Los músculos del hombre son más firmes y el niño  utiliza mayormente  los músculos del brazo para mover el lapicero

Etapa 3: Prensión pentadigital

5 finger pencil graspPrensión pentadigital

La siguiente etapa se considera aveces de forma engañosa como una presa inmadura.

Engañosamente inmadura ya que si bien no es la presa tridigital  utilizada en el colegio, es una prensión totalmente adaptada  a la edad de 4 años!.

Se utilizan los 5 dedos para sostener el lapicero y se solicitan predominantemente movimientos de muñeca para dibujar o pintar. A veces, como se muestra en la segunda imagen, la muñeca pierde contacto con la mesa. Inicialmente se puede observar que el lapicero se coge de forma muy tensa, pero a medida que estos músculos se desarrollan, aparece mayor destreza en los dedos.

5 finger pencil grasp - toddler

Este niño zurdo de dos años aplica una  presa pentadigital apropiada para su edad.

Etapa 4: prensión tridigital

tripod pencil gripprensión tridigital

Entre los 5 y los 6 años, e incluso algo más tarde en ocasiones, esta presa debería estar totalmente asentada.

Inicialmente los dedos presentan cierta tensión a la hora de sostener el lapicero, por lo que aún predominan movimientos de muñeca; a medida que los músculos de los dedos adquieren destreza, estos adquirirán mayor protagonismo único a la hora de pintar y dibujar.

Pinza alternativa para coger el lapicero

Pinza alternativa

Los niños con bajo tono muscular y/o hiperlaxitud de las articulaciones de los dedos pueden recurrir al uso de la pinza D’Nealian, en la que, como se muestra en la imagen, el lapicero se coge entre el índice y el corazón para proporcionar mayor estabilidad.

No te sorprendas de ver cómo tu hijo  cambia  la forma en la que sus manos cogen el lapicero o las pinturas. A medida que los músculos de sus hombros y brazos adquieren fuerza y precision, el tipo de prensión debería estabilizarse. Podríamos comparar esto al proceso de aprendizaje de la marcha del bebé – cuando sus piernas están cansadas de andar, pasa a la posición de gateo, pero a medida que su resistencia y destreza aumentan, el bebé anda cada vez más!

De la misma forma, a medida que la resistencia y la destreza para la motricidad fina mejoran, el niño será capaz de utilizar la presa correspondiente a su edad durante más tiempo.

Por ello, no veas como algo negativo que tu hijo “retroceda” a veces en las etapas descritas; en lugar de ello, anímale a participar en juegos de motricidad gruesa y actividades de motricidad fina acordes a su edad, para que desarrolle las capacidades de base necesarias.

Inicio de esta página


Por qué es importante que la prensión para la escritura sea adecuada?

Cuando el lapicero se coge de forma incorrecta, los músculos de los dedos y de la mano (e incluso de los antebrazos), no están siendo utilizados de forma eficiente,  por lo que el niño se cansa antes de tiempo.

Esto se reflejará de las siguientes maneras:

  • ser “chapucero”, cuando el niño no consigue controlar adecuadamente el lapicero para escribir entre las líneas o colorear sin salirse
  • necesitar más tiempo para terminar, cuando el niño escribe despacio debido a una prensión para la escritura débil
  • equivocarse y tener errores, cuando el niño tiene que concentrarse tanto en manejar el lapicero que le impide centrarse en la composición de las palabras o en las consignas de la profesora

Inicio de esta página


Algunos ejemplos de pinzas para la escritura débiles o ineficaces

Recuerda que cada niño se desarrolla a su ritmo. Hay numeorsos elementos que contribuyen a poseer una pinza  para la escritura débil y una destreza de motricidad fina insuficiente.  Por ejemplo, niños pequeños, pueden imitar la forma en que un hermano mayor coge el lapicero. O  por otro lado, un adulto, a pesar de su buena intención, puede provocar confusión y frustración al obligar a un niño antes de tiempo a utilIzara lapinza tridigital.

Realizar una valoración desde Terapia Ocupacional sería conveniente para determinar la razón por la que la prensión para la escritura o las habilidades para la destrez fina son insuficientes.


Folleto informativo gratuito para padres

Please note that all fields followed by an asterisk must be filled in.

Please enter the word that you see below.

  


Inicio de esta página   

Gracias por ver mi página!

› Pinza Para la Escritura - Desarrollo Evolutivo


› Pinza Para la Escritura - Desarrollo Evolutivo



If this page was helpful, please share it with your friends!

Referencias

  • Benbow, M. Neurokinesthetic approach to hand function and handwriting. Albuquerque: Clinician’s View, 1995
  • Myers, Beverly. Proprioceptive Neuromuscular Facilitation (PNF) Approach. Occupational Therapy for Physical Dysfunction. Baltimore: Williams & Wilkins, 1995.
  • Selin, A-S. Pencil grip: a descriptive model and 4 empirical studies (dissertation).  Abo Akademi University Press, 2003. ISBN 951-765-130-9

Inicio de esta página


Didn't find what you were looking for? Try a search of my site!